MIEDO, ACOSO Y COBRADORES DE DEUDAS

Nada que perder, sala de teatro cuarta pared madrid

Ayer volvieron a llamarme.
Mi anterior operador de telefonía.
Llevan meses recordándome que les debo sesenta euros. Los mismos meses que yo llevo explicándoles que eso no es posible, que no pueden facturarme esa cantidad en los meses que dicen porque yo ya estaba con otra compañía. Que no pueden cobrarme lo que no he usado con ellos sino con otros.

Pero les da igual. El tiempo y los medios están de su parte. Y lo saben. Como dicen los talibán de Afganistán:

“Vosotros tenéis los relojes, nosotros el tiempo.”

Pero ayer fue diferente. Ayer la educada y eficiente señorita del call center situado en la otra punta del globo me llamó para decirme que esa sería su última llamada.
Que se despedía. Coño, casi se me salta una lágrima.

Estaba a punto de desearle lo mejor en la vida, de animarle a perseguir sus sueños, de apremiarle a que huyese de ese cubículo en busca de la felicidad que se merecía… cuando puntualizó: a partir de ese momento mi deuda quedaba transferida a una empresa especializada en este tipo de situaciones.

“¿Trasferida? ¿A qué tipo de situaciones se refiere?” le pregunté.
“A una empresa de cobro de morosos” me respondió con una larga pausa al final.
Luego se despidió recomendándome que no dilatara más el asunto y, aunque no lo escuché, estoy casi seguro de que al final de esa frase había una “o” implícita a la que sólo le podían seguir unos puntos suspensivos.

“No dilate más el asunto o…”

¿Sabíais que si escribes en el buscador de Google las palabras “cobradores de deudas” obtienes más de 321.000 resultados?

No sé qué me inquieta más, si la cantidad de cobradores que hay o los nombres que se ponen:
el Cobrador del Frac, el Payaso Cobrador, el Zorro Cobrador, el Pregonero del Moroso, el Romano.

De todas ellas…
¿Quién será la que me llame?
¿Quién me hará una visita?

¿Vendrá una legión romana de cobradores en formación de tortuga para cobrar mi deuda?

Aquí una noticia de El País “Cuando el negocio es cobrar la deuda de otros: el 40% de las compañías españolas ha externalizado la gestión de sus deudas. 800 empresas se dedican a ello a cambio de un porcentaje de lo recuperado.”

Hombre aplazando a otro hombreSeguid atentos. Tenemos mucho que preguntar…

…y nada que perder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s