MUERTES ¿SILENCIOSAS O SILENCIADAS?

el rugido que no cesa nada que perder muertes silenciosas o silenciadas

Una de las consecuencia más dramáticas de los desahucios es el suicidio de quien va a ser desahuciado.

Durante la crisis económica española de 2008-2013 la prensa ha publicado las siguientes noticias sobre suicidios relacionados con los desahucios:

José Miguel Domingo
(54 años, Granada, 25 de octubre de 2012)
Se ahorcó en Granada horas antes de ser desahuciado.

Hombre
(Las Palmas de Gran Canaria, 23 de octubre de 2012)
Un joven se suicidó arrojándose por uno de los puentes de Lomo Apolinario, después de perder el trabajo y ser comunicado el desahucio por parte del banco.

Amaia Egaña
(53 años, Baracaldo, 9 de noviembre de 2012)
Se arrojó por la ventana de su vivienda en un cuarto piso, cuando la comisión judicial/policial de lanzamiento iba a desahuciarla de su piso.

Victoria Mesa
(52 años, Málaga, 14 de diciembre de 2012)
Victoria se arrojó desde el balcón de su apartamento tres días después de recibir una orden de desahucio por impago de la hipoteca. Victoria tenía problemas económicos y una depresión derivada del estado de su madre.

Francisco J. Lema Bretón
(36 años, Córdoba, 8 de febrero de 2013)
Francisco se arrojó desde la cuarta planta de la vivienda donde vivía, en la calle Cartago. No pudo pagar las cuotas de la hipoteca, por lo que optó por dar su casa al banco. La entidad, sin embargo, seguía reclamándole 25.000 euros.

Pareja de jubilados
(68 y 67 años, Cas Català, 12 de febrero de 2013)
Un matrimonio de jubilados se quitó la vida en su vivienda de Cas Català, en el municipio mallorquín de Calviá, después de recibir el aviso de que iban a ser desahuciados del domicilio por impago.

Inocencia Lucha
(47 años, Almassora, Castellón, 18 de febrero de 2013)
Una mujer se quemó a lo bonzo en una sucursal bancaria y como consecuencia resultó herida con graves quemaduras en buena parte de su cuerpo. La mujer estaba afectada por un proceso de desahucio. Tras permanecer 81 días ingresada en la Unidad de Grandes Quemados del Hospital La Fe de Valencia, fallece el día 10 de mayo de 2013.

Ricardo G. M.
(50 años, Córdoba, 16 de noviembre de 2012)
Murió tras arrojarse desde la segunda planta de la vivienda. La víctima iba a ser desahuciada porque no podía pagar el alquiler.

Hombre
(59 años, Santesteban, Navarra, 28 de noviembre de 2012) Un hombre de 59 años se suicidó antes de que se llevara a cabo el desahucio judicial de la vivienda en la que residía. La causa sería una deuda por impago del alquiler de 4.200 euros por la que el Juzgado de Primera Instancia n. 4 de Pamplona habría decretado su desahucio.

Mujer
(62 años, Peñafiel, Valladolid, 9 de diciembre de 2012)
Una mujer de 62 años se suicidó arrojándose desde la vivienda de la que iba a ser desalojada por impago del alquiler.

Hombre
(55 años, Alicante, 13 de febrero de 2013)
Un hombre se suicidó en Alicante el día en que iba a ser desahuciado. La comisión judicial que se disponíaa hacer efectivo el desahucio encontró el cuerpo de un hombre de 55 años ahorcado en la vivienda.

José Antonio Diéguez
(50 años, Bilbao, 6 de marzo de 2013)
Vecino del barrio de Ibarrekolanda, se lanzó al vacío desde un cuarto piso cuando llegó la comitiva judicial para desahuciarle por impago del alquiler.

Hombre
(40 años, Barcelona, 6 de mayo de 2013)
Un trabajador de TV3, vecino del distrito del Ensanche, se ha quitó la vida el mismo día en que iba a ser desahuciado de su piso, en la calle Rosselló, por impago de alquiler. El cadáver fue encontrado ahorcado en el interior de su vivienda por la comitiva judicial.

Juan Álvarez M.P.
(45 años, Hospitalet de Llobregat, 12 de noviembre de 2010)
Iba a ser desalojado de la vivienda que había ocupado con su mujer y su hija menor de edad. Se ahorcó en plena calle. El hombre de 45 años tomó esta decisión después de haber pedido al Ayuntamiento que retrasara la ejecución de la salida porque hacía “mucho frío para estar con la familia en la calle”.

Isabel
(56 años, Málaga, 7 de julio de 2012)
Minusválida, se arrojó a la calle desde el undécimo piso de su vivienda. La prensa ocultó el suceso, pese a la aparatosidad de su muerte, presenciada en vivo desde la calle por más de un centenar de personas.

Manuel G. B.
(53 años, Valencia, 25 de octubre de 2012)
Se lanzó al vacío cuando iba a ser desahuciado. Antes de tirarse, le dio un beso a su hijo y se arrojó de un segundo piso tras llamar al timbre un miembro de la comisión judicial.

¿Por qué estas noticias nunca fueron titulares?

¿Por qué se silencian estas muertes?

¿Por qué no hablamos nunca de lo que verdaderamente importa?

el rugido que no cesa nada que perder muertes silenciosas o silenciadas
Seguid atentos. Tenemos mucho que preguntar…

…y nada que perder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s